Comunidad Cristiana Soyapango. 11 de febrero de 2018

Serie: Una Carta a la Iglesia

UNA RELACIÓN MATRIMONIAL SANA

1 Corintios 7:1-6 “En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. 4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. 6 Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento.”

1 Corintios 7:1(NVI) “Paso ahora a los asuntos que me plantearon por escrito: «Es mejor no tener relaciones sexuales». 2 Pero, en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo.”

¿Cómo se ve un matrimonio sano?

Un matrimonio sano es aquel donde el hombre (el esposo) ama a su esposa como Cristo ama a la iglesia, o sea se sacrifica por su esposa, la acepta como es, la dignifica, la protege, la provee, la ama incondicionalmente y donde la mujer(esposa) ve en su esposo a Jesús y se sujeta, lo respeta, lo obedece, lo fortalece, lo complementa, le da su lugar, no denigra la autoridad de su esposo, lo atiende y procura hacerlo feliz.

Un matrimonio sano es aquel donde Dios es el centro, no la esposa, no los hijos, no el esposo, sino Dios.

Un matrimonio Sano es aquel donde hay una comunicación sincera, honesta y son los mejores amigos.

  1. Dios es evidentemente su prioridad.
  2. Hay amor verdadero.
  3. En los momentos difíciles no pierden su responsabilidad en el hogar.
  4. Se practica el perdón
  5. Ellos desean estar juntos.
  6. Tienen una vida sexual sana.

1 Corintios 7:1-4 “En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. 4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.”

Características de una relación sexual sana en el matrimonio.

  1. Es desprendida, no egoísta.
  2. Es honesta.
  3. Tiene etapas, temporadas.
  4. Es relevante, importante.
  5. Es regularmente irregular.
  6. Es exclusiva.
  7. Es segura y sanadora.
  8. Es imperfectamente perfecta.
  9. Es más que física.