SERIE: «UNA CARTA A LA IGLESIA»- TEMA: «NO ABANDONE A SU CÓNYUGE MEJOR TESTIFIQUE»

SERIE: «UNA CARTA A LA IGLESIA»- TEMA: «NO ABANDONE A SU CÓNYUGE MEJOR TESTIFIQUE»

Serie: Un Carta a la Iglesia

NO ABANDONE A SU CÓNYUGE MEJOR TESTIFÍQUELE

1 Corintios 7:12-16 “12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. 13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. 14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. 15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios. 16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?”

Suponiendo que la pregunta de los corintios hubiese sido: ¿Puedo divorciarme de mi esposo(a) si no ha rendido su vida a Cristo?

Respuestas:

  1. NO ABANDONE A SU CÓNYUGE.

1 Corintios 7:12-1312 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. 13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.

1 Corintios 7:12-13 “12 A los demás les digo yo (no es mandamiento del Señor): Si algún hermano tiene una esposa que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, que no se divorcie de ella. 13 Y, si una mujer tiene un esposo que no es creyente, y él consiente en vivir con ella, que no se divorcie de él.”

  1. NUESTROS MATRIMONIOS ESTÁN SANTIFICADOS POR DIOS

1 Corintios 7:14 “14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.

1 Corintios 7:14 “14 Porque el esposo no creyente ha sido santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos.”

Malaquías 2:13-16 “13 Otra cosa que ustedes hacen es inundar de lágrimas el altar del Señor; lloran y se lamentan porque él ya no presta atención a sus ofrendas ni las acepta de sus manos con agrado.  14 Y todavía preguntan por qué. Pues porque el Señor actúa como testigo entre tú y la esposa de tu juventud, a la que traicionaste aunque es tu compañera, la esposa de tu pacto…16 «Yo aborrezco el divorcio —dice el Señor, Dios de Israel—, y al que cubre de violencia sus vestiduras», dice el Señor Todopoderoso. Así que cuídense en su espíritu, y no sean traicioneros.”

 

  1. USTED COMO CRISTIANO DEBERÍA PROMOVER LA UNIÓN Y NO DIVORCIARSE.

1 Corintios 7:15 “15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.”

1 Corintios 7:15 “15 Sin embargo, si el cónyuge no creyente decide separarse, no se lo impidan. En tales circunstancias, el cónyuge creyente queda sin obligación; Dios nos ha llamado a vivir en paz.”

  • Ore por su matrimonio
  • Cambie para que su cónyuge vea que usted es diferente y le den deseos de conocer a Cristo
    • Cambie su vocabulario
    • Sus malos hábitos
    • Su orgullo

 

  1. SU OBJETIVO ES QUE SU CÓNYUGE CONOZCA A CRISTO Y SALVE SU ALMA.

1 Corintios 7:16 “16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?

1 Corintios 7:16 “16 ¿Cómo sabes tú, mujer, si acaso salvarás a tu esposo? ¿O cómo sabes tú, hombre, si acaso salvarás a tu esposa?”

Por lo tanto:

  • Ore por la salvación de su cónyuge
  • Háblele de la Palabra de Dios.
  • Anímelo a venir a la iglesia
  • Hágale el llamado de recibir a Jesús