SERIE: LAS FAMILIAS NECESITAN DE DIOS – TEMA: «LA INTEGRIDAD MORAL EN LA FAMILIA»

SERIE: LAS FAMILIAS NECESITAN DE DIOS – TEMA: «LA INTEGRIDAD MORAL EN LA FAMILIA»

Comunidad Cristiana Soyapango. 25 de junio de 2017

Serie: Las Familias necesitan de Dios

LA INTEGRIDAD MORAL EN LA FAMILIA

Salmo 97:9-12 “9 Porque tú, Jehová, eres excelso sobre toda la tierra; Eres muy exaltado sobre todos los dioses. 10 Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra. 11 Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón. 12 Alegraos, justos, en Jehová, Y alabad la memoria de su santidad.”

Lecciones:

  • Si amamos a Dios deberíamos aborrecer el mal.
  • A los justos y rectos de corazón Dios los protegerá y les dará alegría.

¿Cómo desarrollo integridad moral?

  1. HACIENDO DE LA PALABRA DE DIOS MI AUTORIDAD MORAL.

2 Timoteo 3:16-17 “16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

  1. PERMITIENDO QUE EL ESPÍRITU DE SANTO TOME EL CONTROL DE MI VIDA.

Gálatas 5:16-18 “16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.”

  1. RINDIENDO CUENTAS A UNA PERSONA QUE RESPETE

2 Samuel 12:1-7 “Jehová envió a Natán a David; y viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre.  2 El rico tenía numerosas ovejas y vacas;  3 pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija.  4 Y vino uno de camino al hombre rico; y éste no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar para el caminante que había venido a él, sino que tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la preparó para aquel que había venido a él.  5 Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte. 6 Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia. 7 Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl,”