Comunidad Cristiana Soyapango. 30 de julio de 2017

Serie: Las Familias necesitan de Dios

AFIRMACIÓN FAMILIAR

Lucas 3:22 “22 y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.”

  1. Una familia consiente de lo espiritual
  2. El Clamor de los hijos
  3. Heridas familiares
  4. Hombría igual a Paternidad
  5. La integridad moral en la Familia
  6. Nuestra identidad
  7. Seguridad familiar

¿Quién es nuestro mejor ejemplo de afirmación?  Nuestro Padre Celestial

  • La afirmación es mejor que la corrección. Los estudios demuestran que un papá o mamá promedio se comunica con sus hijos entre 19 y 36 minutos por día y otras investigaciones afirman que el 70% de ese tiempo es una comunicación negativa o correctiva. No afirmativa.

Proverbios 18:21 “La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.”

¿Cómo debo afirmar el potencial de mis hijos(as)?

  1. Afírmelos integralmente.

 

  1. Afírmelos de acuerdo a la edad.

 

  1. Afírmelos de acuerdo a sus talentos y estilo únicos.

 

  1. Afírmelos de acuerdo a su género.

Lucas 9:28-35 “28 Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar. 29 Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. 30 Y he aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías;  31 quienes aparecieron rodeados de gloria, y hablaban de su partida, que iba Jesús a cumplir en Jerusalén. 32 Y Pedro y los que estaban con él estaban rendidos de sueño; mas permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús, y a los dos varones que estaban con él. 33 Y sucedió que apartándose ellos de él, Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elías; no sabiendo lo que decía. 34 Mientras él decía esto, vino una nube que los cubrió; y tuvieron temor al entrar en la nube. 35 Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd.